5 EJEMPLOS DE TRANSPORTE MARÍTIMO QUE APUESTAN POR LA SUSTENTABILIDAD.

A menudo cuando hablamos sobre la contaminación producida por motores diésel, casi siempre pensamos en vehículos expulsando gases contaminantes. Pero existe otro medio de transporte que emite una gran cantidad de dióxido de carbono: El transporte marítimo.

Para tener una idea a grandes rasgos de cuánto contamina un barco, haremos la siguiente comparación: la Organización Marítima Internacional (IMO por sus siglas en inglés) estableció el límite máximo de emisión de azufre en los combustibles en 35.000 ppm (partes por millón), mientras que la Unión Europea limita a los automóviles a emitir un máximo de 10 ppm. Aunque ese valor sea el máximo permitido, el promedio de emisión es de 25.000 ppm, logrando así estimar que el transporte marítimo es el responsable del 2,5% del total de los gases de efecto invernadero emitidos en el mundo.

Con esta idea en mente, te presentamos 5 empresas que se han dedicado al desarrollo de nuevas tecnologías para reducir sus emisiones como elementos contaminantes al medio ambiente.


1. Nedstack Ulstein SX 190. El diseño ULSTEIN SX190 Zero Emission se basa en la plataforma de embarcación SX190 existente de Ulstein. Este buque contará con una potencia motriz de 7,5 MW que le permitirán navegar a una velocidad máxima de once nudos. En una primera fase contará con una autonomía de cuatro días en modo cero emisiones y se espera que en una segunda fase se amplíe a dos semanas. Para misiones y capacidades extendidas, la embarcación puede recurrir a su sistema diesel-eléctrico más convencional utilizando aceite diesel marino bajo en azufre. Este proyecto ya se encuentra en su fase final de desarrollo y se espera que para el año 2022 se encuentre construido haciendo sus primeras pruebas.


2. Asahi Tanker. Construido por Asahi Tanker junto a Exeno Yamamizu, MOL y Mitsubishi Corporation, el primer buque petrolero podrá almacenar hasta 1.300 metros cúbicos de combustible, es 100% eléctrico y trabajará como una gasolinería flotante en la Bahía de Tokyo. El buque contará con 2 motores eléctricos principales y otros dos auxiliares para maniobras precisas en puerto. Su fuente de alimentación será una batería de iones de litio de 3500 kWh, lo que permitirá lograr cero emisiones de dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NOx) y óxidos de azufre (SOx), entre otros gases. La firma japonesa se ha propuesto presentarlo a principios del 2023.


3. ABB / Hydrigene. La empresa suiza ABB, en marzo de este año firmó un acuerdo con la francesa Hydrogéne de France (HDF), con el fin de colaborar en la elaboración de celdas de combustible de hidrógeno con potencias a niveles de megavatios. Este acuerdo contempla la producción y montaje de esta fuente de alimentación, la que será fabricada por HDF en Burdeos (Francia). A diferencia de la energía eléctrica convencional, que en muchos casos es generada por termoeléctricas, la totalidad de la cadena de producción del hidrógeno provendrá de fuentes renovables informó la compañía.

“Con la demanda cada vez mayor de soluciones que permitan un envío sostenible y responsable, confiamos en que las celdas de combustible desempeñarán un papel importante para ayudar a la industria marina a cumplir los objetivos de reducción de CO2”, dijo Juha Koskela, Director Gerente, ABB Marine & Ports.


4. Sinot Aqua. El transporte privado de pasajeros tampoco está ajeno a esta tendencia. Presentado el año pasado, el Sinot Aqua es un yate de lujo completamente eléctrico. La alimentación de sus motores están a cargo celdas de combustible de hidrógeno capaces de generar 7,5 MWh, mientras que la energía para todas las otras funciones que ofrece esta lujosa embarcación será suministrada por baterías de ion litio de 1,5 MWhr. Posee una velocidad máxima de 17 nudos (32 km/h) y una autonomía de casi 7.000 kilómetros. No obstante, cuenta con un respaldo de motor diesel pues la infraestructura de estaciones donde reponer el hidrógeno es más bien escasa en el globo. Aunque el Sinot Aqua aun no se produce se espera que esté listo para el año 2024, según el comunicado de Sinot Yacht Design & Architecture, empresa neerlandesa que lo ha presentado.


5. Color Hybrid. Debido a los altos costos en que hay que incurrir a la hora de querer comprar un barco eléctrico, existe también la posibilidad de hacerse de uno híbrido enchufable, como es el caso del ferry Color Hybrid. Según su fabricante Color Line, este barco es capaz de transportar hasta 2.000 pasajeros y 500 vehículos. Su fuente de alimentación eléctrica está a cargo de un sistema de baterías con capacidad de 5 MWh que le permitirán navegar solo con energía eléctrica durante 60 minutos a una velocidad máxima de 12 nudos. El uso de las baterías en la entrada y salida de los puertos a los que el buque, eliminará la emisión de gases contaminantes de efecto invernadero, óxidos nitrosos y sulfuros a la atmósfera de esos lugares.

Como vemos este medio de transporte ya ha empezado a evolucionar y no hará falta esperar mucho tiempo para ver los recorrer los océanos. Según la IMO, se proyecta un aumento de hasta un 250% de emisiones de CO2 para el año 2050 debido a la demanda de transporte marítimo. Pero gracias a los avances en el uso de energías renovables y sin emisiones, se estima que estos niveles de emisión de CO2 podrían reducirse hasta un 75%.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading...